Viaje cultural - 17 febrero 2020

Viaje cultural - 17 febrero 2020

Madrugón: nos ha tocado despertarnos a las 6.45. Carlos nos recoge prontito porque el trayecto hasta Salamanca es bastante largo. Este año usamos prácticamente todos los asientos de la guagua, ya que somos 79 (contando con los profes) y hay 80 asientos disponibles. La norma es que no podemos cambiar el sitio en la guagua durante el día, así que, después de desayunar entramos en calor echándonos una carrerita para coger sitio. Si Tere nos viera: ¡hacemos la carrera de velocidad sin hacer calentamiento!

Llegamos a Salamanca, al lado del río Tormes, y nos está esperando Carmen, la guía que nos acompañará durante el recorrido por la ciudad. El día está lluvioso, no con intensidad, pero sin descanso. Nos cubrimos de paraguas y chubasqueros y a pasear. Carmen nos explica algunos datos del famoso libro Lazarillo de Tormes (que no hemos visto todavía en el colegio), nos lleva a la entrada de la universidad para que busquemos entre todos la famosa rana (a ver si nos da suerte) y luego visitamos las catedrales. En plural, ya que no hay una, sino dos, pegaditas. Por lo visto tenían una antigua y hace cinco siglos decidieron hacer otra al lado de la vieja, pero, al terminar, se quedaron con las dos.

Despedimos a Carmen y nos vamos a disfrutar de un ratito libre, que hoy vamos a dedicar a uniformarnos: nos toca comprar la sudadera de Salamanca. También aprovechamos para comprar algunos recuerdos para nuestros familiares. De aquí seguimos a Eva (una de las frases repetidas en el viaje junto a otros clásicos como “falta un ratito” o “comemos comida”). Almorzamos y nos recoge Carlos para ir a Ávila.

¡Qué bonita es Ávila! Rodeada de una muralla medieval y un montón de torreones, con calles muy estrechas en las que tienes que competir con los coches por el espacio. Afortunadamente hay muy pocos coches, así que no se hace tan difícil.

Parte de bajas o casi bajas: anoche en la cena, un despistado rompió un vaso mientras esperábamos para cenar; hoy en la cena, otro despistado rompe otro vaso; en un cuarto de las niñas “se ha roto” (parece que sin intervención humana) una lámina de vidrio de una persiana francesa; en el restaurante de Salamanca una botella de vino que estaba expuesta en la escalera (parecía más una garrafa que una botella) se ha roto y ha duchado a una de las profes; y en Ávila hemos corrido a la caza y captura de una carterita extraviada que resultó que se había quedado olvidada en la guagua.

En fin, el día no da para mucho más, pero todavía nos quedan más días por disfrutar y narrar. Mañana nos vemos por aquí para seguir dando novedades.


V-ESO2020-17FEB (20).jpg
V-ESO2020-17FEB (2).jpg
V-ESO2020-17FEB (7).jpg
V-ESO2020-17FEB (15).jpg
V-ESO2020-17FEB (11).jpg
V-ESO2020-17FEB (14).jpg
V-ESO2020-17FEB (3).jpg
V-ESO2020-17FEB (6).jpg
V-ESO2020-17FEB (13).jpg
V-ESO2020-17FEB (4).jpg
V-ESO2020-17FEB (5).jpg
V-ESO2020-17FEB (17).jpg
V-ESO2020-17FEB (12).jpg
V-ESO2020-17FEB (19).jpg
V-ESO2020-17FEB (8).jpg
V-ESO2020-17FEB (1).jpg
V-ESO2020-17FEB (18).jpg
V-ESO2020-17FEB (10).jpg
V-ESO2020-17FEB (9).jpg
V-ESO2020-17FEB (16).jpg
V-ESO2020-17FEB (21).jpg


Volver a Viaje Cultural 2º ESO